EJES TEMÁTICOS CRES 2018

La Educación Superior como parte del sistema educativo en América Latina y el Caribe.

Coordinadora temática: María José Lemaitre 

El eje temático se centra en un análisis de la calidad de la educación superior, a partir de los desafíos que plantea la realidad actual del sector en América Latina y el Caribe. 

Se organiza en tres grandes capítulos: 

El primero se refiere a las características de la educación superior en la región, considerando los cambios en la demanda por educación superior, la diversificación de la oferta y los retos asociados a la necesidad de articular la educación superior tanto con los niveles previos – educación básica y media – como entre los distintos niveles correspondientes a la educación terciaria.  

El segundo, plantea una visión de la calidad de la educación superior que combina la identidad institucional expresada en las prioridades que se desprenden de su misión, con la pertinencia de sus propósitos, en tanto se hacen cargo de las necesidades y demandas del medio que la institución definió como su ámbito de influencia (social, disciplinario, profesional, normativo). Un análisis de las experiencias de aseguramiento de la calidad en la región permite identificar experiencias, lecciones, resultados positivos y problemas que hay que abordar, entre los cuales destaca una cierta ‘fatiga de la evaluación’, que tiende a burocratizar estos procesos y reducir su capacidad para promover la mejora continua.  

La tercera sección tiene por objeto identificar aspectos que es preciso mantener y reforzar, así como las áreas donde es preciso reformular los procesos de aseguramiento de la calidad, con el objeto de que estos sean, fundamentalmente, una oportunidad para fortalecer en las instituciones su capacidad para hacerse responsables por niveles crecientes de calidad en todas sus funciones y tareas.

Segunda reunión preparatoria del eje de educación superior como parte del sistema educativo en América Latina y el Caribe

La Educación Superior, internacionalización e integración regional de América Latina y el Caribe.

Coordinadora temática: Jocelyne Gacel-Ávila 

Este eje busca presentar un estado del arte sobre el proceso de internacionalización de la educación superior de la región latinoamericana y caribeña; además de proveer una serie de recomendaciones para orientar las políticas públicas e institucionales del sector en la región.

El equipo de expertos está coordinado por la Dra. Jocelyne Gacel-Ávila,  coordinadora del Observatorio Regional sobre Internacionalización y Redes en Educación Terciaria de América Latina y el Caribe (OBIRET).  En dicho estudio, se abordarán y analizarán  los siguientes tópicos sobre la temática de la internacionalización de la educación superior en América Latina y el Caribe: filosofía educativa y conceptos respaldando el proceso de internacionalización comprehensiva; las tendencias globales de la educación superior y los procesos de  internacionalización a nivel mundial; un balance de las tendencias y características del proceso de internacionalización en la región latinoamericana y caribeña; los avances del proceso de integración académica; la internacionalización de la investigación y de la producción de conocimiento; así como la internacionalización del currículo y sus retos para nuestra región; las principales tendencias de la cooperación en América Latina y el Caribe en educación superior, ciencia y tecnología: desarrollos recientes y visión a futuro. A partir de estos diferentes análisis, se harán recomendaciones encaminadas a trazar un plan de acción que permita a la región consolidar su proceso de internacionalización e insertarse mejor en el contexto de la mundialización y de la sociedad del conocimiento.  

Los expertos que participarán en la construcción de este eje son: Carlos Tuennermann Bernheim; Francisco Marmolejo Cervantes; Jesús Sebastián Audina; Salvador Malo Álvarez; Carlos Aguirre-Bastos. 

La investigación científica y tecnológica y la innovación como motor del desarrollo humano, social y económico para América Latina y el Caribe.

Coordinador temático: René Ramírez

El objetivo es presentar un análisis de la situación de la investigación científico-tecnológica y de innovación como motor de construcción del desarrollo humano, social y económico de América Latina y el Caribe. La pregunta planteada es ¿qué ciencia, qué tecnología y qué innovación queremos para nuestra región 100 años después de la Reforma de Córdoba? La discusión empieza con un análisis de la crisis de civilización y el rol del conocimiento/información en el contexto mundial y latinoamericano. Se trabaja el argumento que la crisis de civilización que vive el mundo es producto de una manera particular -en este momento histórico que vivimos- de gestión del conocimiento y la información, el cual incluye la financiación económica de la producción y apropiación científico-tecnológica productiva que se apalanca en marcos institucionales ligados a la hiper-privatización y mercantilización del conocimiento y la información.

Este eje plantea la necesidad de pensar una nueva institucionalidad social que no deje de considerar el patrón de especialización de Sudamérica. Así, si la autonomía de Córdoba fue en el marco de buscar emancipación frente a la Iglesia y el Estado, el día de hoy esa autonomía es justo para buscar una emancipación social en el marco de romper con el neo-dependentismo cognitivo. En este marco, se defiende construir marcos institucionales en donde el conocimiento sea tratado como un derecho humano universal de la humanidad. El texto propone otra gestión del conocimiento para la construcción de una democracia humana sostenible, que tenga por finalidad la estructuración de un intelecto social colectivo común de la humanidad.

A cien años de la Reforma Universitaria de Córdoba. Hacia un nuevo Manifiesto de la Educación Superior Latinoamericana.

Coordinador temático: Rafael Guarga 

Resumen: Pendiente

Educación Superior, diversidad cultural e interculturalidad en América Latina.

Coordinador temático: Daniel Mato

Esta investigación brindará elementosanalíticos y recomendaciones de políticas que contribuyan a responder aldesafío planteado en la Declaración Final de la CRES 2008 de que “el reto no essólo incluir a indígenas, afrodescendientes y otras personas culturalmentediferenciadas en las instituciones tal cual existen en la actualidad, sinotransformar a éstas para que sean más pertinentes con la diversidad cultural”.

Con este propósito ofrecerá un panoramaagregado a escala regional y estudios nacionales específicos que examinaránalgunos factores históricos, demográficos y socio-culturales de particularimportancia respecto de la Educación Superior para/por/con pueblos indígenas yafrodescendientes. Brindará también un panorama actualizado de experienciasconcretas en la materia en toda la región, destacando sus principales logros ydificultades, así como los desafíos planteados por necesidades insatisfechas,por propuestas y demandas de actores significativos en el campo y por eldesafío planteado por la CRES 2008.

Complementariamente, analizará losprincipales avances en, y brechas entre, normas, políticas y prácticas en lamateria, así como las articulaciones y diferencias entre políticas y prácticasde inclusión¸ equidad, pertinencia, evaluación y acreditación de la calidad, e“interculturización” (pertinencia con la diversidad cultural).  

La investigación dará cuenta también delos papeles jugados en este campo por organismos gubernamentales eintergubernamentales, espacios regionales de consulta, articulación yconcertación, agencias de cooperación internacional y fundaciones, así como poralgunas redes y encuentros de colaboración inter-institucional einter-personal. Con propósitos comparativos, esta investigación analizarábrevemente los principales avances y desafíos en la materia en otras regionesdel mundo.


Reunión del Eje Educación Superior, diversidad cultural e interculturalidad en América

El rol de la Educación Superior de cara a los desafíos sociales de América Latina y el Caribe.

Coordinador temático: Humberto Grimaldo

La Universidad actual, en la línea de su tradición crítica y orientadora de las acciones de la sociedad, está llamada a ser agente de calidad educativa y espacio en el que la sociedad se revise a sí misma, adquiera competencias para transformar sus prácticas y avance en el diseño y la construcción de un futuro sostenible. Ello se concreta en el compromiso social universitario, apoyado en el principio que promueve una educación de calidad para todos, articulado en relación con los vectores de finalidad (la Universidad se orienta a servir al bien público y no al capital privado) y de identidad (ella se construye desde la diversidad cultural y la idea de paz).

 

El compromiso social lleva a que la Universidad trabaje por el perfeccionamiento social mediante el desarrollo de la equidad, la ciencia, el pluralismo ideológico, la ética social, la memoria histórica y la creación de masa crítica (Rojas Mix, 2007). El compromiso social implica el efectivo involucramiento de la Universidad con los sectores vulnerables de la sociedad, para trabajar en la valorización, promoción y construcción de una vida social menos desigual e inequitativa y más incluyente y justa. En tal sentido, las instituciones de Educación Superior (IES) tienen la responsabilidad de hacer avanzar la comprensión de problemas con dimensiones sociales, económicas, científicas y culturales, así como la capacidad de hacerles frente, para lo cual deben asumir el liderazgo social en materia de creación de conocimientos, estimulando el pensamiento crítico y la ciudadanía activa para abordar retos asociados a la desigualdad, la explotación del planeta y la comprensión humana (CRES, 2008). Tales compromisos dan contenido a las políticas institucionales que incluyen derechos y deberes sociales entendidos como política de calidad que transforma los procesos de investigación, formación, gestión institucional y participación social.

 

La visión actual supera el enfoque reducido a la gestión de impactos, avanzando en la activación de un efecto sistémico transformador de mutuo aprendizaje e interdependencia constructiva entre los actores sociales, entendido como gestión responsable de la diversidad, la complejidad y la conflictividad.

 

El compromiso social y sobre todo la formulación de los deberes humanos que deben fomentar la educación superior son expresión de la proyección social de la Universidad, dinámica relacional que expresa la calidad de los actores, procesos y resultados de la acción universitaria.

 

Los deberes institucionales y sociales activan el Potencial Social de la Universidad (PSU), conformado por el potencial de innovación (producción de conocimiento e innovación), el potencial de transformación (formación de ciudadanos activos y agentes de corresponsabilización) y el potencial de armonización (políticas de frente a los desafíos sociales y territoriales).

 

El eje temático sobre los desafíos sociales, compromiso y deber social, articula estrategias valiosas para integrar la herencia histórica de la universidad, el papel actual de la universidad en sociedades complejas y conflictivas y el aporte al futuro de la sociedad, mediante iniciativas que hagan operativos los Objetivos de Desarrollo Sostenible.


El papel estratégico de la Educación Superior en el desarrollo sostenible de América Latina y el Caribe.

Coordinador temático: UNESCO-IESALC

En su condición de bien público social, derecho humano y universal, y un deber del Estado, la educación superior se proyecta hacia nuevas dimensiones, distintos valores, diferentes retos e inéditos compromisos que trae el siglo XXI. El éxito depende, por una parte, de que la sociedad en general actúe como observadora y garante de los compromisos que los actores de la educación superior han suscrito a nivel nacional, regional y mundial sobre el sistema educativo como un todo y, por la otra, de que los gobiernos diseñen procesos de políticas públicas que distribuyan las responsabilidades en torno a su funcionamiento y financiamiento, estimulando la participación de diferentes instituciones, públicas y privadas. Las instituciones de educación superior -IES- están gobernadas por principios éticos (referidos a la atención de las necesidades sociales y a los valores ciudadanos) y de transparencia (se conciben como instituciones viables, confiables y legítimas frente a la sociedad).

Así, las IES establecen vínculos más estrechos con los contextos a los que pertenecen, y son más pertinentes y responsables con el desarrollo sostenible de la sociedad.  Se constituyen en espacios para la construcción del saber científico, técnico e industrial fundamental para atender aquellos aspectos que ponen en peligro la sostenibilidad y generan conocimientos sobre el aprovechamiento y la eficiencia de las fuentes energéticas. Se erigen entonces en organizaciones estratégicas para el desarrollo en América Latina y el Caribe, que coadyuvan a disminuir y superar las brechas y asimetrías existentes entre los países, en la ciencia, la tecnología, la innovación y la cultura.

Las IES se convierten en instituciones democratizadoras, difusoras del conocimiento, instrumentos para la revolución del pensamiento y para la formación integral de los individuos; un recurso orientado al desarrollo endógeno y a la integración regional, en tiempos de constantes evoluciones, de incertidumbres, de ambigüedades y complejidades. En tal contexto, la educación superior está en un constante proceso de renovación y optimización, propio de su versatilidad, para introducir cambios y gestionar acciones.

Para la III Conferencia Regional de Educación Superior, el IESALC ha convocado a especialistas a fin de reflexionar e investigar en torno a estos temas fundamentales: (a) repensando la educación superior: misión, objetivos, roles, valores éticos, derecho vs. servicio; (b) políticas públicas, autonomía y formas de gobierno; (c) economía de la educación superior; (d) instituciones privadas de educación superior; (e) la educación superior virtual; (f) la formación y el fortalecimiento de los docentes, y la investigación pedagógica; (g) educación superior y desarrollo sostenible; (h) educación superior y empleabilidad.